sábado, 4 de marzo de 2017

En primavera vacunemos las palmeras.

Si en cualquier época del año hay que prestar atención a las palmeras y al picudo rojo, en primavera, el picudo comienza a despertar y a multiplicarse. Es un buen momento para vacunar  las palmeras  con pimienta de cayena.  Lo he dicho muchas veces, en varios post, y lo repito en este, las palmeras cuando reciben  pimienta de cayena inyectada quedan protegidas, de por vida, contra el picudo rojo.

Entiendo que haya gente que, por desconocimiento, llame a la pimienta de cayena ‘cualquier cosa’. Este ‘sambenito’ lo llevan colgado muchos productos naturales que por ser naturales, por ser producidos de forma natural por la Naturaleza, sin intervención de la mano del hombre, no gozan de prestigio suficiente para ser considerados de interés y los llama ‘cualquier cosa’

Otra cosa que ocurre, creo, es que hay gente que no cree en estas cosas contadas por un agricultor, por más agricultor que se crea. Piensa que lo que hago, escribir más de 70 post, sobre el picudo rojo, las palmeras y la pimienta de cayena lo hago por un interés económico aunque no entiendan como puedo hacerlo si no vendo ni compro pimienta de cayena y, además, no me dedico a tratar palmeras. Sólo trato las mías que, por otra parte, hace años que, desde que les inyecté pimienta de cayena, no he tenido necesidad de tratarlas.

Mis palmeras siguen  desarrollándose de forma natural, sanas y bonitas. Estoy completamente seguro que así van a seguir de por vida.


Y así, con este trajín, hasta otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario