sábado, 14 de diciembre de 2013

Pimienta de cayena eficaz contra el picudo.


Pimienta de cayena eficaz contra el picudo

 Hola, hoy es 14 de diciembre. Quiero hacer un breve comentario sobre el uso de pimienta  de cayena para proteger a las palmeras del ataque del picudo rojo.

Los pimientos de cayena es un vegetal y variedad de pimiento que todos podemos comer, no es veneno, es un alimento natural con infinito numero de nutrientes buenos para nuestra salud. Cuando los pimientos alcanzan a su madurez adquieren el color rojo. Tras un proceso de deshidratación son molidos para obtener la pimienta de cayena. La conocemos como pimienta pero de pimienta solo tiene el sabor picante. Sigue siendo, por tanto, pimiento. Nada tiene que ver con las semillas de pimienta molidas a pesar de ser, las dos, muy apreciadas en nuestra cocina.

Veo a la palmera como una planta, como todas, viva sin el sentido del gusto. Cuando la tratamos con pimienta de cayena, tanto en fumigaciones como en inyectables, imagino que sentirá, si es que siente, lo mismo que los humanos sentimos cuando tomamos una taza de manzanilla sin azúcar, nada. La dosis  de pimienta de cayena que pongamos a la solución tampoco influirá, para nada, a la palmera. Los dátiles no picaran, no contendrán veneno y su consumo no originará malas digestiones.

La pimienta de cayena, en contra de lo que cree mucha gente, no mata al picudo rojo por envenenamiento, lo mata porque bloquea su sistema nervioso, lo paraliza. Cuando se posa en una palmera que ha sido fumigada con pimienta de cayena, como vengo repitiendo en varios de mis post, no tiene tiempo para perforar ni poner huevos. A los pocos segundos cae el suelo y allí finaliza su vida.

Quiero hacer una confesión. Seguramente mi visión del tema del picudo rojo esté deformada por las pocas palmeras que poseo, 21, y su altura, la más alta alcanza los diez metros, y por eso veo fácil terminar con él. Esa creencia es la que me permite ver a ‘cámara lenta’ el problema y no me altero si detecto que alguna palmera está infectada de picudos. Tengo mucho tiempo para tratarla y seguir su evolución. El picudo, en contra de lo que cree mucha gente, tarda años en terminar con una palmera. Lo que no se puede hacer es esperar a ver el ‘ojo’ amarillo para tratarla. Si este invierno, cuando los picudos se encuentran en interior del tronco, inyectáramos a todas las palmeras, a todas, pimienta de cayena u otro producto eficaz, terminaríamos con él.

Sobre este sentimiento de paz, seguridad y dominio del problema picudo, yo lo creo así, aparece otro de impotencia cuando leo las informaciones que se publican en toda España, las leo todas, sobre los estragos, los tratamientos, los resultados de las palmeras infectadas sin solución, las reuniones, los acuerdos, los desacuerdos  en cada uno de los Ayuntamientos de los pueblos de todas nuestras  provincias afectadas por el picudo. No entiendo como gente tan preparada, así la supongo, como la que hay en los Ayuntamientos y en Agricultura no se ponen de acuerdo para coger el ‘picudo por el pico’, o el toro por los cuernos, y terminar de una vez, por todas, con él.

A veces, algunas veces, pienso si todos los implicados en el exterminio del picudo queremos terminar con él y ponemos, cada uno desde el lugar que ocupa, todo nuestro empeño para conseguirlo.

Y así, con este trajín, hasta otro día.

22 comentarios:

  1. Hola Pepe,

    Hoy he descubierto tu blog y me lo he leído de cabo a rabo, muchas gracias por tu gran dedicación.

    Hace unos minutos escribí un comentario más o menos extenso pero he tocado la tecla equivocada y ha desaparecido. Otro día volveré con más tiempo.

    Tengo una emergencia en la única palmera que tenemos, pues ayer al regar el cogollo con más de 25 litros de insecticida descubrí que está prácticamente devorado por el maldito bicho al que no pude ver.

    Mañana voy a inyectarle tu solución de cayena, espero que quede alguna esperanza para la palmera. Tenía más preguntas, pero te dejo tres a ver si hay suerte y mañana tempranito lees esto y me puedes contestar (encima con exigencias, el mallorquín este...):

    - ¿Puedo usar agua normal o mejor destilada? No tengo ósmosis...

    - Deduzco que no hierves la mezcla, ¿es así?

    - Voy a clavar tres piquetas SOSPALM en el tronco, quedan cerradas herméticamente y permiten múltiples inyecciones posteriores sin volver a perforar. ¿Cómo lo ves? Me sorprende que no hayas mencionado esta posibilidad...

    Bueno, gracias, saludos y... bona nit!

    Joan

    ResponderEliminar
  2. Hola Joan. Te contesto de emergencia porque no tengo tiempo en este momento. Después, el lunes, vuelvo a escribir.
    No hace falta que hiervas la cayena ni que uses agua osmotizada. Agua del grifo. Inyecta en el cogollo aunque tengas que perforar nuevamente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepe,

    Gracias por contestar tan rápidamente. Pude leer tu respuesta justo antes de salir hacia donde está la palmera.

    Tuve dudas sobre las piquetas ya que no las mencionaste, aunque intuyo que tu no las usas. Al final las puse, sellando bien el cuello con el orificio de entrada con pasta cicatrizante. En cada una de ellas sólo pude meter unos 10-12 ml de agua con cayena. (los agujeros que hice harán unos 35 cm, de los cuales unos 24 los ocupa parcialmente la piqueta).

    No tenía material para instalar algo parecido a bolsas de suero para que entrara más producto por gravedad, con lo que metí el resto de los 600 cc por las grietas que tienen algunas de las palmas cortadas, justo debajo de la corona, especialmente por las que tragaban más. Pero claro, como las grietas no son nuevas, puede que nada de lo que eché llegue a la savia de la palmera.

    Finalmente quise seguir tus indicaciones y atacar el cogollo (que ya no es un cogollo, el pobre), pero ¿cómo inyectar y que entre producto? Para poder ver algo corté dos ramas jóvenes de dátiles, lo más abajo que pude. Una de ellas tenía el rastro inconfundible del picudo, con sus malditas galerías. Así pude ver algo, pero no supe cómo inyectar, así que preparé otros 600 cc e hice algunos agujeros con la broca (en vertical) sobre los cortes de las ramas datileras, y por ahí y otras grietas que se habían abierto, le metí lo que pude (no mucho) con la jeringa. El resto lo “disparé” al pequeño vacío que lo que debería ser el centro del cogollo, tratando de mojar también las heridas más visibles de la base de las hojas cercanas.

    Y esto es todo lo que ayer pude hacer, sabiendo que el jueves le eché al cogollo 25 litros de solución con imidacloprid, que imagino que habrá entrado bien por las galerías de los bichos.

    Te agradecería que detallaras un poco cómo lo haces para inyectar 200 cc en cada agujero (para que la palmera se lo beba, quiero decir), cómo haces los agujeros, si haces unos nuevos cada vez, si realmente los dejas abiertos, etc.

    Gracias y saludos,

    Joan

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, Joan:
    Como lo prometido es deuda, aquí estoy. Vaya lio, no?
    Te aclaro algunas de tus dudas….las piquetas, aunque conozco su existencia, no las uso porque cuando comencé mis tareas de ‘moderador’ entre las pataletas del picudo y mis palmeras no existían o, si existían, no las conocía. Así que, desde siempre he utilizado una botella, puede ser de cualquier tamaño, a la que he acoplado un tapón de los usados en aceiteras y vinagraras que, como sabes, tienen una salida para líquido y una entrada para aire. A la salida de líquido se le acopla un tubo flexible, de plástico, en el otro extremo del tubo se le acopla un tubo de cobre u otro material duro. La botella se cuelga más alta que la perforación para que, por gravedad, entre el líquido muy lentamente en la palmera. Debes poner, para una mayor eficacia y seguridad, tres botellas al mismo tiempo equidistantes en el tronco. En tu caso, por la situación en que se encuentra tu palmera, tienes que ponerlas lo más próximas al cogollo.
    Los agujeros, o perforaciones, las hago horizontales. Si el diámetro de la broca que utilizas es el correcto de acuerdo con el tubo que uses no hay pérdida de líquido. Siempre, o casi, he utilizado las mismas perforaciones. Siempre las dejo protegidas con algún tapón de ‘lo que sea’. Cuando usas pimienta de cayena no hay patógeno, por muy patógeno que sea, que se atreva a utilizar un agujero que está, o ha estado, impregnado de cayena como zona ideal para su desarrollo.
    Debes inyectar más cantidad de pimienta de cayena. Es más, te diría que tienes que emborracharla. Es importante que la pimienta llegue a la savia, lo contrario, si no llega, no es eficaz. De todas formas, con lo que has hecho, picudo que ‘toque’ la pimienta es picudo muerto.
    Comentarte que sigo, diariamente, todo lo que, sobre el picudo, publican los medios de toda España. Por lo que publican los diarios de Mallorca conozco que ya han encontrado palmeras Washingtonia robusta (palmera de abanico mexicana) destruidas por el ataque del picudo. Estas palmeras, yo tengo siete, hasta ahora, eran respetadas por el picudo.
    Salvar aunque sólo sea a una palmera es muy importante. Si mis comentarios te pueden ayudar a conseguirlo te invito a que contactes conmigo siempre que lo necesites.
    Finalmente pedirte que, dado el estado en que se encuentra tu palmera y, para mí, incierto futuro, me gustaría recibir información de si se ha recuperado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. FELIZ AÑO NUEVO ... Lo mejor seria ver una foto de como esta la palmera para ver el estado de esta, si esta muy dañáda . seria aconsejable hacerle cirujia.... para sanearla y que brote con mas fuerza.... yo este fin de he estado metiendo química a mis palmeras, ( tengo que elegir una palmera meterla en un recinto cerrado tratarla con la pimienta y comprobar su durabilidad....... y por si a alguien le interesa construirse una pértiga barata muy manejable ( una sola persona puede manejarla y levantarla , con una altura aproximada entre 10 y 11 metros) le digo como

    ResponderEliminar
  6. aquí la podéis ver la pértiga http://elputopicudorojo.blogspot.com.es/2014/01/pertiga-para-palmeras-altas.html

    y aquí mis gerrilleras http://elputopicudorojo.blogspot.com.es/2013/11/mis-palmeras.html

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, Pablo. Gracias por tu aportación en nuestra común guerra contra el picudo. Si, cuando las palmeras alcanzan cierta altura hay que utilizar ingenios como el tuyo. No te falta imaginación.
    A tu disposición siempre que quieras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Ingenio dice , cronometrado el tiempo que tardo en tratar las palmeras , para que me salga rentable

    tengo localizado un almacén donde venden pimienta a granel voy a preguntar el precio , ya que si me decido a hacer los tratamientos con la pimienta , no creo que hubiera botes suficientes en consum je je

    ResponderEliminar
  9. Hola y gracias a los dos.

    Pepe, no te preocupes que seguiremos en contacto y te tendré informado. Ahora no puedo pero en otro momento os cuento mis batallitas y, si puedo, voy a colgar alguna foto.

    Por cierto, dije que sólo teníamos una palmera porque no tuve en cuenta la washingtonia, que por cierto està tan cerca de la otra que se tocan... Voy a inyectarle también cayena, y creo que lo haré sin piquetas, así por todo el hueco del agujero el producto entrará en contacto con la savia.

    Por cierto, Pablo, un botecito pequeño de estos de cocinar cunde que da gusto, con la receta de Pepe...

    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  10. Hola,
    Sigo con poco tiempo pero quiero informaros, aunque sea brevemente, sobre mis últimas acciones.
    El pasado lunes conecté a las 3 piquetas biberones con unos 100 ml de agua con cayena en cada uno. Los hice con botellines de agua, agujereando los tapones y conectando pajitas flexibles de las que llevan los tetrabriks pequeños de zumo, "soldadas" con silicona por dentro y por fuera. Las ajusté a los agujeros de las piquetas con unas vueltas de cinta aislante. Lo bueno de este sistema es que las partículas más gruesas de cayena quedan depositadas en el tapón, ya que la pajita entra unos 8 mm en él.
    Ayer, pasados tres días, dos de las botellas estaban vacías y la tercera tenía líquido en la pajita, que acabó de entrar durante la mañana. Supongo que sin piquetas entraría más líquido y más rápido, pero ahora ya están clavadas, y a lo hecho pecho. Preferí no inyectar más para no tener tantos días las perforaciones mojadas, ya que varias personas me han comentado que esto puede provocar hongos que pueden llegar a matar la palmera (algunos comercios especializados de Palma ya no venden las piquetas por este problema, parece que es real).
    Después decidí aplicar un poco de la cirujía que proponía Pablo. Sin ser demasiado radical, le quité más de 30 palmas, seguro, y todas las ramas datileras que pude. Ajusté al máximo pero sin superar el punto en el que se estrecha la corona. Limpié como pude los rincones, antiguos (o no tanto) nidos de ratas, con lo que la dejé bien aseada. Después preparé unos 8 litros de agua con cayena (colada con un trapo) y rocié bien la zona podada y el resto del tronco, para después rociar bien la zona no podada y meter varios litros en el centro del cogollo.
    Espero, con esto y el insecticida de la semana pasada, haberme cargado a todos los intrusos y haber dado nuevas fuerzas a la palmera para luchar. Espero que consiga sobrevivir.
    Todavía no he tocado a la washingtonia. Creo que le haré dos perforaciones “tipo Pepe”, sin piquetas y con taponcitos “de lo que sea” (pero ahora me dan miedo los hongos, ¿qué sabéis o pensáis sobre eso?), y cuando pueda me haré una pértiga “tipo Pablo” para atacar por arriba. Mi dilema ahora es si atacar sólo con cayena o hacerlo con insecticida, ya que tengo dos botes de litro casi enteros (uno de imidacloprid y el otro de clorpirifos).
    Bueno, saludos y hasta pronto.

    P.S. 1: Pepe, espero que no seas un sociólogo jubilado haciendo un estudio sobre los incautos que se creen cualquier cosa por internet, y que encima la aplican... :)

    P.S. 2: Pablo, las tuyas no son guerrilleras, ¡¡son todo un ejército!! Vaya preciosidades, pero... no están muy juntas? Estarás bien entretenido...

    ResponderEliminar
  11. Hola Joan: No si habrás oído mis carcajadas al leer tu ocurrencia en P.S 1: No, no soy sociólogo, lo mío es la tecnología.
    He leído tu largo escrito y se nota que estas preocupado por tus palmeras y que, además, has puesto en marcha tu imaginación. Esto es bueno.
    Quiero comentar tus dudas. Si, como dices, las piquetas no te convencen después de ser usadas, no te preocupes, quítalas. En esas perforaciones, que ya se mojaron con cayena, como te comentaba en mi anterior comentario, no va a ‘anidar’ ningún hongo. Es decir, donde hay cayena los hongos no prosperan. Te recomiendo que trates de conocer las cualidades de la pimienta de cayena. Lo puedes encontrar en Internet.
    Sobre tus dudas de utilizar la cayena o el insecticida que tienes de reserva comentar que en este momento, en el que ya has utilizado la cayena, de nada serviría utilizar otro producto. Espera 10 ó 15 días. En este periodo conocerás el resultado del tratamiento recientemente realizado para decidir.
    Particularmente pienso que lo importante es terminar con el picudo y salvar a la palmera. El producto que uses, si conoces que es efectivo, úsalo. La pimienta de cayena tiene un defecto con relación al que tú usas, es que tiene un nombre familiar y además siempre ha sido usado como condimento. Pienso cambiar el nombre, como ya he comentado en varios post, y pasar a un nombre impronunciable. Puedes sonreir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. A ver si cuelgo un par de fotos de unas palmeras que hicimos la cirujia ,,, ,, de como estaban a como se han recuperado, os digo la verdad , estoy cada mes acojonado cuando me toca hacer el tratamiento , pero cuando acabo y las veo todas sanas , me da alegría y ganas de continuar luchando un mes mas , como le dije a pepe tengo que ver los resultados abriendo una palmera en canal, sabiendo que estaba infectada y tratarla con la cayena , ya que como son muchas las que tengo , tengo que ir a lo seguro y desde que empecé el tratamiento, después de dos años y pico con el tratamiento mensual o cada 45 días con el insecticida por ahora no he perdido ninguna , ..... El experimento con los escarabajos los hice y murieron , espero que sufriendo (que me perdonen los ecologistas),, cuando pille larvas hare el mismo experimento. ......... tengo una en observación ya que se le han roto un par de tallos, pero falta saber si es picudo o ratas , que ratas tenia , cuando la trataba salían por patas , o la ultima tormenta de viento que hubo que rompió mas de una hoja, pero bueno es lo que tiene , de 900 palmeras una tocada ,,, en todas las guerras siempre hay bajas .... se recuperara

    ResponderEliminar
  13. Hola Joan y Pablo. Buscar en Google a un nuevo cliente de las palmeras. Se llama paysandisia archon. Parece que ya se encuentra en Mallorca. Comentar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUFFF.. ,, si no me equivoco se utilizan los mismos productos para acabar con los dos bichejos.. estaremos pendientes a ver , no se que ciclo de vida tendrá este bichejo o se reproducirá tan rápidamente como el picudo,,, seguiremos con el tratamiento a ver ... ya había oído hablar de el

      Eliminar
    2. Hola Pablo: El ciclo es cada año o cada dos años. Por la información que he podido obtener muere con facilidad.
      Hay que seguir investigando
      Saludos

      Eliminar
  14. Buenas noches, les escribo desde Andratx, Mallorca. Hoy en mi terraza viendo mis plantas he localizado un insecto de.color marron claro y parecia un picudo.Lo debe ser? Antes de ver esta página web no sabia que hacer y le coloque una hoja de planta de tabaco, puede ser un buen insecticida? Habiendo visto este blog le hechare cayena. Saludos y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Tolo, por tu comentario. Si, plica pimienta de cayena. Está mas que demostrado que es eficaz para tratar las palmeras contra el ataque del picudo.
    Si tienes algún problema no dudes en consultar.
    Quedo a tu disposición.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola compañeros,

    Hace unos días pude contar las palmas que corté: 52 sin contar las ramas datileras. No quise ser más radical y dejar sólo el ojo por varios motivos, aunque estuve tentado para darle la máxima fuerza al ojo (lo que queda). Por una parte, no quise levantar la liebre, en el sentido de que por mala pata la autoridad competente la identifique como infectada y me obliguen a talarla sin darme la oportunidad de luchar. Y por otra parte, no quise estrechar la corona para que la palmera pueda seguir creciendo con el tronco más o menos uniforme. Me imagino que estas que dejan coronadas con sólo el ojito, después quedarán de por vida con una estrechez muy marcada en el tronco, ¿no?

    Pepe, a lo mejor no me expliqué bien. Mi dilema sobre insecticida o cayena es para iniciar la defensa de la washingtonia, a la que aún no he tocado…

    Por otra parte, también tenemos bastantes palmitos, a los que siempre suelo echar un poco de insecticida en el cogollo después de tratar la palmera, pero la verdad es que no puedo echar mucho porque no hay espacio físico. Y tal vez por ello el líquido no pueda penetrar y llegar a la savia. ¿Alguno de vosotros también tiene? ¿Cómo los tratáis?

    Finalmente, Pepe, ya investigué un poco sobre las propiedades de la cayena el día que descubrí tu blog, y son realmente sorprendentes. Te confieso que yo no conocía ni la existencia de la cayena (será que no soy muy cocinero…).

    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joan Amor. No se si me recuerdas, tengo pendiente, en mi contabilidad, conocer qué fue de tu palmera. Sigue viva?
      Te agradeceré cualquier comentario.

      Eliminar
  17. Buenas noches Joan.
    De acuerdo con la lógica aplicada a tu operación de cirugía. Ahora a seguir ‘de cerca’ su evolución.

    Mis washingtonias están sin tocar. Pienso que a los picudos le ocurrirá igual que a nosotros. Mientras queda ‘pata negra’ no queremos ‘serrano’.

    La pimienta de cayena la tomo, en el desayuno, todos los días, desde hace dos años. Tostadas de pan, aceite de oliva virgen extra, cúrcuma y pimienta de cayena. Siento ‘arrancar’ el día con mucha vitalidad. Ah!...y todo vuelve a funcionar. Si, eso…también.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Hola,

    Quiero comentaros algo que ya noté a los pocos días de inyectar la cayena pero que cada vez es más evidente. Debe ser lo que Pepe comentó en un post de que la humedad desaparece.

    No sé si es humedad o no (el tronco estaba bien seco), pero lo cierto es que la palmera ha cambiado de color, y sigue en ello, espero. Antes de atacarla tenía el tronco y los cortes de la corona de una especie de gris, y ahora tiene un color mucho más claro, más blanquecino, que la verdad es que mejora el aspecto de la palmera y parece más sana. Espero que así sea.

    Pepe, te agradecería que dieras algunos detalles más sobre tus investigaciones con la cayena inyectada, ya que te veo muy convencido de que todo bicho viviente queda fulminado en un máximo de 2-3 semanas (contando los huevos al nacer), pero me gustaría saber cómo estás tan seguro, si lo deduces o lo has visto con tus propios ojos.

    Sobre la paysandisia también tengo entendido que no es tan dura como el picudo, y creo que valen los mismos insecticidas. A ver si pillas una y le pruebas la cayena...

    Y sobre los palmitos, ¿alguna sugerencia?

    Finalmente, hace unos días que echo un poquito de cayena a lo que se tercia, a ver qué tal... Como me gusta lo picante no puedo salir perdiendo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Joan, buenos días.
    Deduzco, por lo que dices, que tu palmera, además de picudos, tenía hongos. Los hongos no dejan crecer las palmas tiernas, (son tus palmitos?) y, cuando por fin aparecen, parece que salen de un incendio, medio chamuscadas, aparentemente, claro. La pimienta de cayena es especialmente especial para su eliminación. Imagino a tu palmera respirando a pleno pulmón desde que la trataste con pimienta de cayena.
    Mi investigación sobre la eficacia de la pimienta de cayena es tan simple y sencilla que te lo explico en una sola línea. No lo he visto con mis propios ojos sino con mis propios oídos. Tengo un fonendoscopio y como cualquier aprendiz de medico se lo aplico al tronco de la palmera. Si oigo que dentro del tronco hay ‘escándalo de picudos’ le inyecto la cayena en el punto más cercano al punto folclórico. Al día siguiente me transformo en ‘unidad de escucha’ y si ‘escucho sólo silencio’ doy por terminada la misión. Sencillo y seguro, no?
    La paysandisia no es, creo, un bicho preocupante. Muere, por lo que me han dicho, con lo que sea, incluso con mistol.
    Me alegro que hayas comenzado a tomar pimienta de cayena. Cuando lleves unos días tomándola no te pica y querrás aumentar la dosis. Yo estoy tan ‘picado’ con la cayena que hay días que me levanto más pronto para disfrutar con ella en mi desayuno.
    Saludos

    ResponderEliminar